lunes, 15 de agosto de 2011

[Crónica] Sonorama 2.011 (Parte I)

Un año más llegó mi cita con el Sonorama de Aranda de Duero. Ya van unas cuantas... ¡Y las que quedan! Eso sí, este año por primera vez sin tirar de camping, que uno ya va teniendo una edad y ciertas comodidades se agradecen, y más en esta ocasión que el festival se alargaba un día más de lo habitual pasando a durar 4 noches. Prácticamente la única novedad con respecto a anteriores ediciones del festival por excelencia del indie patrio.


El horario del jueves tenía subrayado en rojo a Triángulo de Amor Bizarro, que no defraudaron, presentaron un tema nuevo y encendieron definitivamente el festival. Anteriormente ya habían dejado buenas sensaciones Miss Caffeina y La Frontera (¿Puedo decir esto sin miedo a ruborizarme?).

Para el viernes tocaba apurar los vinitos por el pueblo para llegar pronto al recinto: A las 19:40 tocaban Tachenko, unos clásicos del festival que volvían a los escenarios tras el susto que nos dieron. Con Tachenko no hay fallo, un gran repertorio, buen sonido en directo y encima son unos tíos majetes. Posteriormente se subieron al escenario principal Los Campesinos, para mi el típico grupo que has oido hablar muy bien de ellos pero que nunca te has puesto a escuchar. Me encantaron, y lo mismo me pasó con Catpeople. Para esta semana ya no hay dudas de qué hacer sonar en Spotify. Entre medias actuaron Niños Mutantes, un mutante convencido como yo salió muy contento tras verlos, aunque hay que admitir que sorprendió su tracklist, repleto de canciones de sus dos últimos discos y algo más tranquilo de lo que nos tienen acostumbrados. Ah! He de admitirlo, no soporto la versión de "como yo te amo", aunque viendo como reacciona siempre el público debo ser un bicho raro.



El resto del viernes era completado con un gran cartel en los dos escenarios principales, con Iván Ferreiro, Sexy Sadie (algo más flojos que en el pasado Low Cost) o Delorean, entre otros. Tal nivel hace difícil animarse a pasarse por la Carpa Future Stars que hace honor a su nombre con un buen número de propuestas interesantes como San Leon, Guadalupe Plata, Holywater, The Noises o The Casters (antes conocidos como Fuzzy White Casters).

Una última reflexión con respecto al viernes, no sin miedo a que se me echen al cuello hordas poperas. Nacho Vegas será un mito pero me aburre, me aburre muchísimo. Momento ideal para comprar sonos, pedir unas porciones de pizza y recargar los minis de ron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario