lunes, 8 de agosto de 2011

[Crónica] Low Cost Festival 2.011

Nueva edición del Low Cost Festival en Beniyork, digo en Benidorm. Un festival que se está convirtiendo en una cita obligada para el verano, sol, playa y, sobre todo, buena música tienen la culpa. Este año el festival se presentaba nuevamente con un gran cartel, con un día más de festival (porque aunque el año pasado también hubo conciertos el jueves fue algo de última hora y enfocado como previa) y con un cambio de recinto.

El cambio de recinto ha sido sin duda una decisión excelente, mientras en la pasada edición tenías que echarte merienda si querías ir de un escenario a otro, en esta ocasión estaban prácticamente al lado, y sin que ningún escenario se coma el sonido de otro. Además se agradece que la típica arena festivalera haya sido sustituida por cesped. También a habido muchísima mayor oferta culinaria, con su correspondiente zona para echarte al suelo a tomar algo tranquilamente mientras esperas el próximo concierto y en ningún momento las colas han sido desesperantes. En el plano estrictamente musical, el sonido ha sido realmente espectacular, pese a las dificultades que plantea que sea al aire libre, y se agradece el tiempo que duran los conciertos, bastante superior a la hora, lo cual te permite disfrutar de tus grupos favoritos en mayor medida que otros festivales que te tienes que conformar con 50 minutos como mucho. Sin duda, una muy buena organización y un excelente recinto.


En cuanto a los grupos, en el plano nacional: Lori Meyers y Love of Lesbian son valores seguros, siempre consiguen enganchar con el público y tienen un repertorio genial, fiesta garantizada. Vetusta Morla dio un concierto excelente, pero está claro que no todo el mundo ha entendido su último disco, discazo, mejor dicho. Supersubmarina, exponentes del cambio generacional, van mejorando su directo, pero todavía les falta un punto para defender su gran álbum debut. Sidonie y Dos Bandas y un Destino, ¿era necesario que tocaran tan prontos?. Eric Fuentes es un grande. Fangoria, durante su actuación, me hizo pensar que de un momento a otro iba a aparecer Jose Luis Moreno. Sexy Sadie puso a tono a los más nostálgicos. Por lo demás me quedo con el mal sabor de boca de no haber podido estrenarme viendo en directo a The Bright, Maika Makovski y Standstill. Somos jóvenes, habrá tiempo.


En el plano internacional destacar las excelentes críticas que se ha llevado Crystal Castel (a los que he de reconocer que no vi), a Cut Copy (de los que esperaba más pero que finalmente dejé en un segundo plano frente a la conversación con mis amigos) y a Mika. Este último era presentado como uno de los platos fuertes del viernes pero, que me perdonen sus fans, si en vez de ellos hubieran venido Two Door Cinema Club o algo del estilo hubiera estado, sin duda, muchísimo mejor. Bueno, y por supuesto había muchas ganas de ver a Mando Diao (sobre todo ellas), un concierto divertidísimo sobre un coqueto e intimista escenario, aunque uno de mis compañeros de juerga no parara de recordarme que ya no tienen la fuerza y la rabia de cuando sus primeros discos.


Como guinda a tres días de música, el festival se cerró con una fiesta en la playa, con Dorian tocando en acústico y una sesión de DJ´s posterior pinchando indie y electrónica, un gran broche final a uno de mis festivales favoritos. ¡Nos vemos en 2.012!

No hay comentarios:

Publicar un comentario