lunes, 22 de agosto de 2011

[Crónica] Ecopop 2.011

Séptima edición del Ecopop en Arenas de San Pedro, segunda consecutiva para el que escribe. Edición en la que el habitual cartel de dos días había sido reducido a una única jornada por diversos problemas. Una única jornada pero un buen cartel, con Alborotador Gomasio, Nacho Vegas, The Bright, Standstill y El Columpio Asesino.

Unas 1.000 personas se dieron cita en el Castillo Condestable Dávalos, donde se celebran los conciertos. Un escenario curioso para un festival modesto, con precios económicos en el que puedes ver los conciertos sin agobios pero donde por momentos se echa en falta el ambiente festivo de citas más masificadas.

Debido a la lluvia el festival empezó con una hora de retraso y, no sé si quizá fue culpa también del agua, pero el sonido no era todo lo bueno que cabría esperar. Algo que noté especialmente en el concierto de The Bright (quizá por ser el más acústico, quizá por ir más sereno), un grupo que me quedé con muchas ganas de ver en el pasado Low Cost y al que el directo le sienta muy bien. Al igual que a Standstill, el grupo que tocó a continuación, cuyas composiciones ganan mucha fuerza y musicalidad. Standstill es además un grupo que, a mi modo de ver, ha dado un gran paso adelante con su excelente Adelante Bonaparte. Cerró la jornada de conciertos El Columpio Asesino, el grupo nacional que no puedes acabar el año sin ver en directo, más allá de su hit Toro, que les ha hecho ganar popularidad, los pamplonicas tienen mucha fuerza sobre el escenario y un gran repertorio. Tras ellos Virgina Díaz y Vecinos DJs culminaron la noche.

lunes, 15 de agosto de 2011

[Crónica] Sonorama 2.011 (parte II)

Llegaba el turno del sábado y tocaba arriesgarse a la lipotimia para ver a Dinero al mediodía en el escenario del pueblo. No exagero si digo que era uno de los grupos que más ganas tenía de ver, unos auténticos cracks que trasladaron por un rato el escenario principal a la Plaza del Trigo con las canciones de su imprescindible disco debut. Anteriormente a ellos Hola A Todo El Mundo se marcó un concierto divertidísimo. 


Tras ellos, con el calor, las primeras cervezas y la resaca acumulada de días anteriores lo que el cuerpo pedía era piscina, donde pudimos ver en directo a Campingas (que me hizo mucha gracia cuando dedicaron una de sus canciones a "los que se están meando ahora mismo en la piscina") y Little Indian Rabbits. Posteriormente los DJs y, posiblemente, los "zumos" de la tierra llevaron la locura a la piscina con una auténtica fiesta/pista de baile improvisada, salpicones, bombas, cánticos y ganas de divertirse, sobre todo muchísimas ganas de divertirse.

Así las cosas decidimos saltarnos a Xoel López (¡Que vuelva Deluxe!) y La Orquesta Poligenora para llegar cuando La Habitación Roja a las 21:45. Íbamos por el lateral del recinto mientras sonaba la primera canción, "espero que la siguiente no sea Scandinavia" recé, ya que es mi favorita, pero la Ley de Murphy volvió a cumplirse. El siguiente concierto fue de Dos Bandas y Un Destino, geniales, da igual que conozcas las canciones o no, no podrás para de bailar con su country, surf, rock... Posteriormente Supersubmarina, que va a parecer que les tengo manía pero no acaban de engancharme en directo, disfruto porque me gustan mucho sus canciones pero les falta un punto.

A partir de ahí vinieron dos de las pocas bandas internacionales, « rinôçérôse » y Shout Out Louds como previa a El Columpio Asesino, otro de los platos fuertes, tremendísimo concierto que dejó uno de los grandes momentos del festival durante su cierre con Toro, brutal, apoteósico.


Extasiado tras el Columpio Asesino, ligeramente perjudicado por el alcohol, cansado tras un largo día y viendo que me costaba diferenciar las canciones de El Guincho llegó el momento de poner cierre al sábado, no sin rabia de que haya sido imposible ver a Nadadora, Ultimos Bañistas y Lüger.

Pero todavía quedaba la última jornada, el domingo, que además debía rivalizar con el enésimo Madrid-Barça. Mi sensación fue Sonorama 1 - Fútbol 0, aunque he de reconocer que yo vi la primera parte (y así de paso me perdía a La Bien Querida que no me va mucho) e hice acto de presencia durante Teenage Fanclub, a los que solo había oído por su último disco y por las canciones de los Vértigo. "Un grupo de los que hay que ver alguna vez en directo" o "los que inventaron el power pop" eran los argumentos a su favor que recibía entre canción y canción. Realmente buenos, con momentos instrumentales tremendamente absorventes, ¿Por qué he tardado tanto en prestarles atención? ¿Por qué?

Tras ellos, Cycle levantaba al personal con su electrónica para dar paso a Amaral en el cierre de festival, con bastante retraso, por cierto, algo habitual durante todo el festival. No me pegaba Amaral en este festival, y menos como cierre, pero no me quejaré mucho ya que me parecen unos currantes de la música como los que más, gente humilde, Eva es un encanto y además tengo su "Estrella de Mar" en mi estantería, disco que ya les había visto defender con acierto en directo. Su dedicatoria al Papa me hizo absolverlos definitivamente. Y su Revolución puso punto y final, en lo que a conciertos se refiere, al Sonorama 2.011. A partir de ahí los bares del pueblo, el camping e incluso la parte trasera de un camión se convirtieron en lugares perfectos para poner el broche final a un festival imprescindible.

¡ Muchas gracias Sonorama! ¡Nos vemos en 2.012!

[Crónica] Sonorama 2.011 (Parte I)

Un año más llegó mi cita con el Sonorama de Aranda de Duero. Ya van unas cuantas... ¡Y las que quedan! Eso sí, este año por primera vez sin tirar de camping, que uno ya va teniendo una edad y ciertas comodidades se agradecen, y más en esta ocasión que el festival se alargaba un día más de lo habitual pasando a durar 4 noches. Prácticamente la única novedad con respecto a anteriores ediciones del festival por excelencia del indie patrio.


El horario del jueves tenía subrayado en rojo a Triángulo de Amor Bizarro, que no defraudaron, presentaron un tema nuevo y encendieron definitivamente el festival. Anteriormente ya habían dejado buenas sensaciones Miss Caffeina y La Frontera (¿Puedo decir esto sin miedo a ruborizarme?).

Para el viernes tocaba apurar los vinitos por el pueblo para llegar pronto al recinto: A las 19:40 tocaban Tachenko, unos clásicos del festival que volvían a los escenarios tras el susto que nos dieron. Con Tachenko no hay fallo, un gran repertorio, buen sonido en directo y encima son unos tíos majetes. Posteriormente se subieron al escenario principal Los Campesinos, para mi el típico grupo que has oido hablar muy bien de ellos pero que nunca te has puesto a escuchar. Me encantaron, y lo mismo me pasó con Catpeople. Para esta semana ya no hay dudas de qué hacer sonar en Spotify. Entre medias actuaron Niños Mutantes, un mutante convencido como yo salió muy contento tras verlos, aunque hay que admitir que sorprendió su tracklist, repleto de canciones de sus dos últimos discos y algo más tranquilo de lo que nos tienen acostumbrados. Ah! He de admitirlo, no soporto la versión de "como yo te amo", aunque viendo como reacciona siempre el público debo ser un bicho raro.



El resto del viernes era completado con un gran cartel en los dos escenarios principales, con Iván Ferreiro, Sexy Sadie (algo más flojos que en el pasado Low Cost) o Delorean, entre otros. Tal nivel hace difícil animarse a pasarse por la Carpa Future Stars que hace honor a su nombre con un buen número de propuestas interesantes como San Leon, Guadalupe Plata, Holywater, The Noises o The Casters (antes conocidos como Fuzzy White Casters).

Una última reflexión con respecto al viernes, no sin miedo a que se me echen al cuello hordas poperas. Nacho Vegas será un mito pero me aburre, me aburre muchísimo. Momento ideal para comprar sonos, pedir unas porciones de pizza y recargar los minis de ron.

jueves, 11 de agosto de 2011

[Playlist] Sonorama 2.011

 ¡Nos vamos al Sonorama! Y no podía faltar la playlist de Spotify, en esta ocasión a cargo de andrinete. No están todos los que son pero son todos los que están.


lunes, 8 de agosto de 2011

[Crónica] Low Cost Festival 2.011

Nueva edición del Low Cost Festival en Beniyork, digo en Benidorm. Un festival que se está convirtiendo en una cita obligada para el verano, sol, playa y, sobre todo, buena música tienen la culpa. Este año el festival se presentaba nuevamente con un gran cartel, con un día más de festival (porque aunque el año pasado también hubo conciertos el jueves fue algo de última hora y enfocado como previa) y con un cambio de recinto.

El cambio de recinto ha sido sin duda una decisión excelente, mientras en la pasada edición tenías que echarte merienda si querías ir de un escenario a otro, en esta ocasión estaban prácticamente al lado, y sin que ningún escenario se coma el sonido de otro. Además se agradece que la típica arena festivalera haya sido sustituida por cesped. También a habido muchísima mayor oferta culinaria, con su correspondiente zona para echarte al suelo a tomar algo tranquilamente mientras esperas el próximo concierto y en ningún momento las colas han sido desesperantes. En el plano estrictamente musical, el sonido ha sido realmente espectacular, pese a las dificultades que plantea que sea al aire libre, y se agradece el tiempo que duran los conciertos, bastante superior a la hora, lo cual te permite disfrutar de tus grupos favoritos en mayor medida que otros festivales que te tienes que conformar con 50 minutos como mucho. Sin duda, una muy buena organización y un excelente recinto.


En cuanto a los grupos, en el plano nacional: Lori Meyers y Love of Lesbian son valores seguros, siempre consiguen enganchar con el público y tienen un repertorio genial, fiesta garantizada. Vetusta Morla dio un concierto excelente, pero está claro que no todo el mundo ha entendido su último disco, discazo, mejor dicho. Supersubmarina, exponentes del cambio generacional, van mejorando su directo, pero todavía les falta un punto para defender su gran álbum debut. Sidonie y Dos Bandas y un Destino, ¿era necesario que tocaran tan prontos?. Eric Fuentes es un grande. Fangoria, durante su actuación, me hizo pensar que de un momento a otro iba a aparecer Jose Luis Moreno. Sexy Sadie puso a tono a los más nostálgicos. Por lo demás me quedo con el mal sabor de boca de no haber podido estrenarme viendo en directo a The Bright, Maika Makovski y Standstill. Somos jóvenes, habrá tiempo.


En el plano internacional destacar las excelentes críticas que se ha llevado Crystal Castel (a los que he de reconocer que no vi), a Cut Copy (de los que esperaba más pero que finalmente dejé en un segundo plano frente a la conversación con mis amigos) y a Mika. Este último era presentado como uno de los platos fuertes del viernes pero, que me perdonen sus fans, si en vez de ellos hubieran venido Two Door Cinema Club o algo del estilo hubiera estado, sin duda, muchísimo mejor. Bueno, y por supuesto había muchas ganas de ver a Mando Diao (sobre todo ellas), un concierto divertidísimo sobre un coqueto e intimista escenario, aunque uno de mis compañeros de juerga no parara de recordarme que ya no tienen la fuerza y la rabia de cuando sus primeros discos.


Como guinda a tres días de música, el festival se cerró con una fiesta en la playa, con Dorian tocando en acústico y una sesión de DJ´s posterior pinchando indie y electrónica, un gran broche final a uno de mis festivales favoritos. ¡Nos vemos en 2.012!